Mindfulness

Mindfulness

Tus emociones tienen la capacidad de secuestrar tus pensamientos. Empieza a tomar el control.

En el mundo moderno hay más individuos que sufren problemas de salud mental que nunca antes.

Es muy común tratar varios síntomas con antidepresivos. Se recetan no sólo para la depresión sino también para los trastornos alimentarios,  la ansiedad, etc. 

Sin embargo, los estudios indican que los antidepresivos no curan los desórdenes o enfermedades, en el mejor de los casos pueden aliviar los síntomas. Muchos estudios con malos resultados no se publican, y los efectos secundarios son una lista muy larga.

¿Qué quiere decir todo esto? Que antes de empezar a tomar «drogas para ser felices», debes ser consciente que a menudo es posible mejorar el equilibrio y la flexibilidad de la mente utilizando otros métodos.

Meditación

La meditación, se trata de ejercitar la mente o intentar alcanzar ciertos estados de conciencia, pero también es una introspección en la que observar tus sentimientos.

Si piensas que la meditación no va a aportarte nada, los efectos psicológicos más robustos han sido reportados en relación con factores emocionales y cognitivos:

  • Mayor tolerancia y menores niveles de estrés.
  • Mejor capacidad de concentración y mejor control de las emociones
  • Mejoras en la memoria, los circuitos de empatía, y varias funciones cognitivas
  • Niveles más bajos de cortisol en la sangre
  • Reducción del dolor crónico y de la sensación de dolor
  • Reducción del estrés oxidativo en el cuerpo
  • El aumento de las ondas alfa y theta en el cerebro
  • Ralentizando el proceso de envejecimiento del cerebro y mejorando el flujo sanguíneo cerebral

Es paradójico, las personas que afirman no tener 20 minutos al día, son las que en realidad necesitan dedicarle más tiempo a la meditación. 

Al contrario de lo que la gente piensa, a veces, con cinco minutos basta. Además, todo el mundo sabe que la dieta y el ejercicio son importantes. La gente gasta dinero en entrenadores personales, dietistas y membresías de gimnasio para obtener un cuerpo «fit», pero descuidan su propia salud mental.

Si piensas que no puedes parar tu mente, debes saber que la meditación no es específicamente vaciar tu mente. Existen varias técnicas pero al final todas trabajan cómo diriges la atención: algunas se apoyan en la respiración, otras en los pensamientos, otras sobre el vacío de la mente, otras con los sonidos. Todas son efectivas si se practican con seriedad.

Toma el control de tus emociones

En el mundo moderno, nuestras respuestas emocionales preprogramadas no son necesariamente las más apropiadas. Para mejorar nuestra gestión emocional, necesitamos adaptar nuestro cableado ancestral a la realidad actual.

Tú eres la consecuencia de la actividad de tus neuronas. Pero los circuitos emocionales del cerebro son plásticos. La base del mindfulness es la flexibilidad cognitiva para reconocer nuestras emociones, es decir, la observación.

El ser humano no está hecho biológicamente para vivir estresado y asustado. Estamos hechos biológicamente para permanecer atentos. Vivir en el presente.

Dar un paso atrás de las cosas que haces, sientes y piensas a diario, te permite ser más analítico sobre tu vidas y estar más presente. Estar atrapado en tus propios pensamientos y sentimientos sólo sirve para distraerte de lo importante.

Dar un paso atrás de las cosas que haces, sientes y piensas a diario, te permite ser más analítico sobre tu vidas y estar más presente. Estar atrapado en tus propios pensamientos y sentimientos sólo sirve para distraerte de lo importante.

Únete a la newsletter

Descarga gratis el Manual SmartSapiens para empezar a dominar tu cerebro

  • Te unirás a la newsletter semanal.
  • Recibirás El Manual con los principios y herramientas para empezar a construir tus hábitos
  • Accederás al grupo privado en Telegram.