Nootropicos

Aprende a usar nootrópicos para tener un mayor control sobre tu rendimiento.

A lo largo de la historia, la humanidad ha buscado varias herramientas para regular las reacciones hormonales, el rendimiento y el estado de alerta. 

Una de las perspectivas más interesantes consiste en aumentar el rendimiento del cerebro, la función cognitiva y la memoria utilizando diversas sustancias y plantas medicinales.

Por ejemplo, los etíopes de las tribus del siglo X mezclaban granos de café con manteca de cerdo para mejorar la resistencia durante las largas cacerías, y los guerreros incas del siglo XV masticaban hojas de coca (cuyos extractos son la base de la cocaína) antes de sus batalla.

Nuestra capacidad para mejorar nuestro procesamiento y manipulación del mundo es lo que nos hace humanos. La cognición es sólo la siguiente frontera.

  • Aprende qué nootropicos y suplementos son 100% seguros.
  • Conoce en qué situaciones suplementar para optimizar tu día a día.
  • Descubre las claves a tener en cuenta antes de consumir nootropicos y los principales mitos.

En un artículo de 2008 en Nature, un grupo de expertos en política y salud de Stanford, Harvard, Universidad de Manchester y Cambridge escribieron: «Deberíamos acoger con satisfacción los nuevos métodos para mejorar nuestra función cerebral… La mejora cognitiva tiene mucho que ofrecer a los individuos y a la sociedad, y una respuesta social adecuada implicará poner a disposición las mejoras al tiempo que se gestionan sus riesgos«.

El acelerado ritmo de vida diario, hace que todos estemos expuestos a una presión excesiva. Por ello, se hace necesario que le ofrezcamos los recursos precisos que apoyen la función cognitiva.

Los nootrópicos te permiten tener un mayor control sobre tus capacidades cognitivas. 

De la misma manera que la cafeína en un café matutino puede despertarte y prepararte para el día, los nootrópicos puedes usarlos para obtener de beneficios a nivel cognitivo.

Según el tipo de nootrópico del que se trate, se producirá la estimulación de un neurotransmisor u otro. Y con ello conseguirás efectos de diversa naturaleza:

  • Para mejorar la concentración como la cafeína, la L-tirosina o el Ginsen.
  • Para controlar la ansiedad como la Teanina, la Ashwagandha
  • Para reducir la fatiga mental como el Ginko Biloba, la Creatina o la Rhodiola Rosea
  • Para mejorar la calidad del sueño y el descanso como la Melatonina, el Magnesio o el Zinc

Nota: Los nootrópicos no son un sustituto de una buena dieta, hacer ejercicio y descansar. Tampoco deben convertirse en una muleta psicológica. Los nootropics deben usarse en conjunto para tomar decisiones más inteligentes de un buen estilo de vida.

Relación dosis-respuesta

El mismo término nootrópico está formado por «nous», que significa mente y «tropos» que significa movimiento. De ahí podemos deducir que tales sustancias pretenden agilizar la actividad cerebral, amplificando la señalización neuronal.

  • Algunos nootropicos o suplementos pueden aumentar el flujo sanguíneo (y por lo tanto el suministro de oxígeno) al cerebro.
  • Otros pueden acelerar la comunicación neuronal mediante una mayor liberación de ciertos neurotransmisores o mediante efectos agonistas en los receptores de estos neurotransmisores.
  • Algunos compuestos pueden servir como precursores bioquímicos de los neurotransmisores, prevenir el daño oxidativo de las neuronas o proporcionarles una fuente de energía.

En los estudios se determina el propio equilibrio de los neurotransmisores mediante cuestionarios y pruebas de laboratorio. 

Y con ello se pueden utilizar los resultados para afinar la dieta, los suplementos, el ejercicio y otros factores que afectan al cerebro.

Pero la dosis terapéutica correcta rara vez es «cuanto más, mejor». Tanto niveles excesivamente bajos como excesivamente altos de dopamina perjudican la función de la memoria de trabajo. 

Después de realizar pruebas en estudios, se requiere una mayor experimentación personal. Además, no existe un impacto directo en los neurotransmisores que conlleve automáticamente felicidad, serenidad, concentración… El cerebro es complejo y requiere de un enfoque integral.

Tolerancia a sustancias

Nuestro organismo construye resistencia a compuestos, limitando su eficacia. Así el alcohol o la cafeína tienen más efecto en un bebedor primerizo que en un veterano, lo mismo ocurre con los nootrópicos. Tratan de regular cuidadosamente su consumo para no desarrollar tolerancia.

Como respuesta a esto, utiliza la técnica del «cliclado». Esto se refiere a la alternancia entre periodos de consumo y de abstinencia (puedes alternar entre distintos suplementos si lo prefieres). Por ejemplo, podría tomar cafeína durante dos semanas, luego cambiar a Teanina durante dos semanas, y repetir.

Cómo empezar...

Se escéptico cuando evalúes información sobre nootropicos en Internet. La mayoría de los nootropics son relativamente seguros, pero los efectos secundarios son siempre una posibilidad ya que la respuesta a estos, en ocasiones, es altamente individual. Apuesta por lo seguro en primera instancia.

Por otro lado, se venden nootropicos en «stacks» o «conjuntos» de sustancias para obtener varios beneficios. Sin embargo, observarás en Internet que la gran mayoría de ellos incluyen muchos compuestos sin lógica alguna porque:

  • Permiten a los vendedores subir los precios.
  • Aumentan las probabilidades de que alguno de ellos te funcione.

La cafeína puede activarte levemente, mejorando la percepción de fatiga o la tolerancia al estrés. El magnesio puede relajar sutílmente y ayudar a conciliar el sueño. Sin embargo, difícilmente  un suplemento va a tener un gran impacto en un cerebro crónicamente alarmado y con aprendizajes maladaptativos.

En SmartSapiens te recomiendo que pruebes los productos de NutriBrain si lo necesitas. Además quiero darte los últimos consejos:

  • Nunca excedas las dosis recomendadas o estándar. Si deseas experimentar, hazlo con conocimiento.
  • Ten en cuenta la tolerancia. Si los nootropicos pierden su efecto, no aumentes su dosis.
  • Aunque los nootropicos no tienen propiedades adictivas, la formación de hábitos es real (de la misma forma que hay gente adicta al coleccionismo o al trabajo). Es el precio a pagar por nuestra flexibilidad cognitiva como especie.

Únete a SmartSapiens

Suscríbete a la newsletter y recibe El Manual SmartSapiens, con las claves sobre tu cerebro para mejorar tus hábitos y aprendizaje.

Descárgalo gratis, sin secretos, 100% los principios que utilizo yo mismo.

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *