Aprendizaje y Memoria

El sistema educativo produce personas intercambiables, conoce las bases del aprendizaje y cómo evitar sesgos cognitivos.

Las fuerzas de la globalización y el progreso tecnológico aseguran que los días de una sola carrera en una empresa han pasado hace mucho tiempo. 

Se puede esperar que una persona promedio cambie de trabajo 10 o 15 veces, y la planificación de múltiples carreras en una vida se está convirtiendo en una necesidad y una realidad.

Aunque más allá de tu carrera profesional, también están tus necesidades personales. 

¿Alguna vez has intentado aprender un instrumento, antes de dejarlo para acumular polvo? ¿Aprender un idioma? 

Muchas personas acumulan un cementerio de pasatiempos e intereses muertos que comenzaron inicialmente con pero que rápidamente se agotaron.

Frente a todo esto, tienes varias opciones: puedes elegir estancar tu aprendizaje o tomar una mentalidad más flexible de crecimiento.

  • Aprende las bases de la neuroplasticidad para un mejor aprendizaje
  • Descubre como leer más y mejorar tu retentiva.
  • Conoce los conceptos clave para mejorar tu memoria.

Cómo crear tu propia educación

En el mundo moderno la primera limitación a la que nos enfrentamos es una educación lineal diseñada para el siglo pasado.

La mayoría sigue el mismo proceso educativo: leen los mismos libros y asisten a las mismas clases, para competir después por los mismos trabajos.

El sistema educativo produce personas intercambiables, en un nuevo mundo que recompensa personas únicas. 

Para conseguir crear tu propia educación debes crear un modelo de aprendizaje que responda a:

  • Que tipo de aprendizaje quieres tener. Qué temas quieres estudiar.
  • Cómo vas a ejecutar ese plan. Cómo son los pasos en tu plan de acción.
  • Con qué recursos construyes tu educación.

Cómo dirigir tu neuroplasticidad

Un aprendizaje eficaz necesita un buen contexto: seguro, estimulante, natural y saludable para dirigir tu atención en un sentido positivo.

Es necesario expandir tu mente

La lectura ha revolucionado nuestra evolución intelectual como especia, pero la mayoría de la gente no sigue ninguna estrategia para leer o un método para afrontar la lectura. 

¿Crees que es tu caso? Coger un libro y empezar a leer sin tener nada más en cuenta, significa perder gran parte de la experiencia.

Con la lectura puedes reorganizar tu cerebro y expandir las formas en las que piensas podíamos pensar.

Dejar las muletas psicológicas

Los estimulantes y otras sustancias se convierten en una muleta psicológica para muchas personas. Son una forma rápida y fiable de reproducir un estado mental particular. 

No apuestes todo a  depender de una sustancia para tu aprendizaje y concentración. Utiliza los nootropicos de forma inteligente.

Espaciar, repetir y ser activo

El efecto del espaciado, es el acto de estudiar un poco todos los días en lugar de tratar de atiborrar todo justo antes de una prueba. Es como darle un poco de agua al césped todos los días en vez de inundarlo una vez a la semana. Esto puede combinarse cambiando el lugar de estudio de forma frecuente para hacer más sólida la retentiva.

Por otro lado, el sesgo de fluidez es una falsa ilusión de confianza sobre lo que sabemos. No asumas que sabes algo sólo porque estás seguro de que lo sabes. La prueba certera es intentar explicarlo y enseñárselo a otra persona. Intenta resumir lo que estudias o aprender: haciendo diapositivas, mapas mentales, etc. 

Un examen como una la forma más efectiva de aprendizaje, porque pone a prueba nuestras funciones cognitivas. Desafortunadamente, es algo cargado de connotaciones negativas fruto del sistema de evaluación que utilizamos.

Debido al efecto de incubación en el aprendizaje, las distracciones no son un obstáculo sino un arma valiosa. Debes dejar que tu cerebro consolide en la memoria a corto y largo plazo, pero para ello no debe inundarse de información sin contexto.

(El ignorado) papel del olvido

El olvido es parte del proceso que lleva a recordar las cosas a largo plazo. La información aprendida sin uso continuo, decae por completo. 

La memoria se compone de dos procesos: almacenamiento y recuperación. Ningún recuerdo se pierde del todo, pero si el aprendizaje no es sólido, el proceso de recuperación se complica. Para aumentar la fuerza de recuperación, la información tiene que ser reforzada.

Aprende con los ojos cerrados

Uno de las características más relevantes del sueño es la consolidación de la memoria. Es el momento del día en el que separamos la actividad significativa del día de lo trivial y conectamos nuevos aprendizaje con lo que ya sabemos.  Incluso las siestas cortas por la tarde parecen mejorar el rendimiento en los exámenes. 

Los humanos han existido por lo menos durante un millón de años. Hasta hace poco, aprendimos mientras buscábamos comida y refugio. Viajamos de campamento en campamento de forma constante. Lo que aprendimos vino de las historias de otros y nuestras experiencias. 

Aprendimos escuchando, observando, explorando y probando nuestras intuiciones. Es este mismo cerebro el que ahora debe ayudarnos a encontrar nuestro camino en las catacumbas de las demandas académicas. 

Nuestro cerebro pasa mucho tiempo dando sentido a lo que encontramos. Tenemos una necesidad de estructura y estamos constantemente buscando patrones.

Ten claro que tu aprendizaje debe ser una experiencia. Y que el sueño es como aprender con los ojos cerrados.

Únete a SmartSapiens

Suscríbete a la newsletter y recibirás gratis El Manual SmartSapiens con la información necesaria para empezar a mejorar tu salud y potenciar tu rendimiento diario.

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *